I nostri Articoli
 
 Hotel Coloniali a Cuba
Particolarissimi Hotel individuati dallo Staff di Lovelycuba
 Prenota l'Hotel a Cuba
Tutti gli Hotel di Cuba a portata di Click!
 Escursioni
Per scoprire i tesori nascosti di Cuba
 Prenota l'Auto a Cuba
Per prenotare l'Auto per le tue vacanze a Cuba.
 I Voli
Voli per Cuba, Voli Prepagati dall'Italia per cittadini stranieri
 Tour Organizzati di Cuba
Tours dell'Isola di 3, 4 e 7 Notti tutto compreso
 Ville con piscina a La Habana
Ville con o senza piscina con servizio di maggiordomo e cuoco le 24 h
 Balli, canti e percussioni
Corsi su misura di balli, canti e percussioni Yoruba e Afro-cubani
 Ecoturismo
Strutture alberghiere immerse nella natura: colline, mare, fiumi e lagune

 Lovely News Letter
Per tenerti informato sulle nuove proposte Lovelycuba. Iscriviti
 I nostri Articoli

John Lennon
Johann Strauss
Don Quijote
Clicca per ingrandire
La Habana - Estatuas que Hablan
por Mirtha Nuñez Pampin
Fotos: Hector delgado
Sé que no descubro la rueda redonda si afirmo que las estatuas forman parte del entorno de cualquier lugar. La noticia está en que mis estatuas, las de mi ciudad, tienen duende, como diría Lorca.

Si lo duda le invito a conocerlas de cerca. Compre el pasaje y dese un saltico hasta la capital cubana. Primero caminaremos un rato por El Vedado, barrio con miles de historias y unas cuantas estatuas muy especiales. Escogeremos una, la del parque que se encuentra en 17 esquina 6. Le contaré.

Pero ahora no hablemos… Oigamos en silencio…

"Yesterday, all my troubles seem so far away
now it looks as though I`m here to stay,
oh, I believe in yesterday…"

¿Qué le recuerda? ¿Década de los ´60 del siglo pasado? ¿Cuarteto de Liverpool? Acertó.

Es John Lennon en persona, digo, en estatua. Fue tan bueno el trabajo del escultor que parece real. Así como lo ve está siempre, sentado en el banco, las piernas cruzadas y un brazo displicentemente apoyado, quizás dispuesto al abrazo hermano para todo el que se siente a su lado. Suman miles las personas que conservan con cuidado esa foto. "Lennon y yo en La Habana", dicen después con orgullo.

¿Y quiere saber qué piensa Lennon de su estatua? Pues en una ocasión me senté junto a él durante un precioso atardecer. De pronto sentí que su brazo envolvía mi espalda. Extraño. -Por favor- , dijo casi en un susurro. Locura. -Estoy feliz de estar aquí. Me gusto y todos me quieren bien. Pero sucede que, como estatua que soy, no debo moverme. Esto que ahora hago me está prohibido, pudieran pensar que soy una estatua loca, sin embargo, sucede que necesito un favor de usted.

Pues manda, le dije. La grandeza de tu música te da derechos. -Gracias por el elogio. Quiero que llegues hasta las calles Línea y G, ahí está la estatua de Strauss, el compositor austriaco del siglo XIX.
Hasecura Trunenaga  
El Caballero de Paris
Clicca per ingrandire

"Si va por la mañana, el dorado intenso de la estatua le encandilará la vista. Mejor es al anochecer. Silbará El Danubio Azul, el vals más famoso de Strauss. Es la contraseña. Cuando se dé por aludido pregúntele si puedo contar con él para un próximo concierto."

Dije adiós a Lennon y me marché del parque sin dejar, cada minuto, de mirar hacia atrás, pero ya el beattle permanecía inmóvil, como debe ser.

Fue fácil localizar a Johann Strauss y después bastó con silbar unos segundos el vals.

-¿Qué sucede y quién es ustedes?-, espetó de pronto el señor músico. Ah, bueno… Otra estatua parlanchina, ¿verdad? Pensé y le respondí. Es que Lennon quiere saber si puede contar con usted para un concierto. -Claro que sí -respondió eufórico- es bueno que sepa que soy la única réplica de mi estatua original, la cual permanece en Viena. Y créame, aquí me siento de maravillas. Cuando el sol brilla juego a creerme de oro y todas las personas que me observan emiten comentarios favorables. Los cubanos son muy ocurrentes. "Dígale a Lennon que cuente conmigo. Mi violín lo acompañará gustoso."

Tengo que despedirme…

-No se marche aún -dice Strauss- necesito hacerle un encargo. Lléguese a la intercepción de las calles 23 y J. Allí encontrará un personaje muy conocido convertido en estatua. Dígale que cerca de aquí hay unos molinos de viento de muy mala fama." No se preocupe, le daré su mensaje. Quede usted bien.

Y de nuevo a caminar. Llego ante otra estatua de hierro. La figura casi esquelética está montada a caballo y la expresión de toda su osamenta trasmite fuerza. Sin duda alguna es Don Quijote de la Mancha.

Sancho, digo, e inmediatamente me mira. ¡Ya es mío!, pienso, pero con la misma rapidez lo veo volver a su posición inicial. Don Quijote, insisto, por favor, traigo un mensaje de Strauss para usted. ¿No me escucha o no quiere atenderme? -Bella mujer, ¿no comprende que debo esperar a que estemos solos para responder? Puede decirle a Strauss que esta misma noche iré a desfacer el entuerto. Blandiré mi arma contra tales vasallos rebeldes. Ahora bien, necesitaré la ayuda de un amigo. Ya estoy un poco viejo para batirme solo. La última vez prefiero no recordarla, hasta a Rocinante le dio por buscar pasto a esa hora. Por eso necesito que le lleve un mensaje a mi amigo Hasecura. Él está en la Avenida del Puerto, frente a la bahía, en el Casco Histórico de la Ciudad. Dígale que cuento con su espada para un combate a muerte."

Será mañana, respondo, ya estoy cansada… Pero pierdo palabras. Ya me había olvidado y vociferaba algo a Sancho sobre Dulcinea…

Mejor llevar pronto el mensaje, pensé, en definitiva será el último. Y llegué al lugar indicado, ahí está Hasecura Trunenaga. Por cierto, alguien comenta que fue el primer samurai que pisó tierra cubana, allá por el lejano 1614.

Me recibe con disgusto, muy circunspecto, y dice: -Estoy harto de explicarle al Quijote que no me envíe más emisarios humanos, son preferibles las palomas. Pero sí, claro que asistiré al combate. Mi afilada espada hará temblar al enemigo."

Si alguien pasara cerca de nosotros, no notaría nada extraño. El guerrero japonés apenas mueve los labios para hablar y sus pausados gestos resultan casi imperceptibles.

Dejé solo a Hasecura y caminé buscando un coche para regresar a casa. Y vaya suerte la mía, otra estatua y me hace señas… Es el Caballero de París. Me indica con la mano que me acerque y realmente no puedo negarme. Él está presente en mis recuerdos de infancia. Fue un personaje real y durante muchos años deambuló por las calles habaneras.

Era demente, pero sabio. Nunca pidió limosna. Coleccionaba libros y periódicos. Comía poco. Muy educado y cortés con todos, especialmente con las mujeres a las que regalaba versos de amor de su autoría. Decía que en Europa tenía linaje pero nadie quiso investigar. Prefirieron que se quedara en Cuba y encontrarlo en cualquier esquina con su saco de color negro y su pelo muy largo.

-Ahora -me dice- paso días preciosos. Cubanos y extranjeros quieren tener fotos de este hombre de alcurnia que soy yo. Los niños me dan la mano y los hombres me observan con envidia, tal vez por las miradas de amor que me lanzan las mujeres. "Mis restos mortales descansan a escasos metros, en el convento de San Francisco de Asís, junto a otros caballeros ilustres. Pero para la inmortalidad estoy aquí, marcando el paso que algún día daré."

Siento deseos de besarlo en la frente, pero las gentes quizás se burlen ¿Recuerda lo que le conté al principio sobre mis estatuas..? Ahora queda por usted: Venga, vea y saque sus propias conclusiones.

Articoli Correlati 
Hotel Coloniali in Habana Vieja
Los Balcones de La Habana
Plazas Coloniales en La Habana
La Rampa
Malecon Habanero
La 5a Avenida
Escursioni con Guida in La Habana

 Cerca nel Sito
 Cerca in Lovely Forum
qualsiasi parola tra le migliaglia di discussioni
 Lovely Forum
Il gran Sofà di Casa lovelycuba. Il forum su Cuba più seguito in Italia
 Chat su Cuba
Una delle poche Chat su Cuba. Qui vi potrete incontrare e chiacchierare online!
 Quanto costa Cuba?
Fedelissimo Test per verificare quanto spenderete a Cuba
 Cosa metto in valigia
La Valigia, la si ama e la si odia! Non sapete cosa portarvi?
 Dov'è Cuba
Dove si trova quest'Isola? Ve lo spieghiamo noi!
 Il Clima
Caldo è caldo.. ma quanto? Previsioni del tempo e vista satellite
 Dogana
Cosa si può portare a Cuba, quanto e come. E cosa portarsi dall'Isola
 Valuta
Quale denaro portare, Carte di Credito, Traveller Cheque e bonifici a Cuba
 Telefoni e Internet
Telefoni privati, telefoni pubblici, cellulari, web point e Internet. Come collegare il tuo LapTop
 Hablas Español?
La prima risorsa linguistica sull'uso della parola a Cuba!
 Le Mappe
Da stampare delle città di La Habana, Guanabo, Trinidad e Santiago de Cuba
Lovely Viaggi di Lovelycuba s.a.s. - Tour Operator e Agenzia Viaggi - Autorizzazione n. 69535/03 - P.IVA 03617350966
Tutto il materiale pubblicato è di proprietà Lovelycuba s.a.s. e/o dei rispettivi autori.
Layout, Logotipo e illustrazioni sono di proprietà Lovelycuba s.a.s. - Ogni riproduzione è vietata