Voli, hotel e vacanze a Cuba con LovelyCuba
HOME

Edificio Bacardi Havana - Sede de la Lovelycuba

VOLI PER CUBA
 
NOLEGGIO
AUTO A CUBA
 
HOTEL A CUBA
 
HOTEL
COLONIALI
 
TOUR CUBA
 
COMBINATI
+ ITINERARI
 
ESCURSIONI
 
Corsi a Cuba
 
Per tenerti informato sulle proposte Lovelycuba. Iscriviti
 
 
Il gran Sofà di Casa lovelycuba. Il forum su Cuba più seguito in Italia
 
Commenta e condividi
Video su Cuba
 
Test per capire quanto
spenderai a Cuba
 
Preparare la Valigia
per Cuba
 
Posizione geografica
di Cuba
 
Clima a Cuba
 
Flora e Fauna a Cuba
 
Dogana Cuba
 
Mezzi di pagamento
a Cuba
 
Telefoni e internet
 
Mappa di Cuba
 



 




Lovelycuba - La Habana
Ufficio Lovelycuba La Habana
Ufficio Lovelycuba La Habana
Mapa
Lovelycuba Havana
 



EDIFICIO BACARDI' Derroche de fantasia

EDIFICIO BACARDI' - Derroche de fantasía
Di Mirta Núñez Pampín // Foto: Hector Delgado Perez

Actualmente, bajo la rúbrica de Havana Club, se comercializa un exquisito ron cubano cuyos antecedentes hay que buscarlos en el siglo XIX y en la marca Bacardí. Ya a finales del 1800, el ron Bacardí resultaba una etiqueta reconocida en el mundo y gracias a ella sus dueños acumularon una cuantiosa fortuna.

Pero como el hombre no pone freno a sus ambiciones, el señor Don Emilio Bacardí, español de origen y residente en Cuba, se empeñó en que hasta los abstemios reconocieran sus quilates. Quiso, para la sede de su negocio, una instalación majestuosa, mas ninguno de los edificios de la época reunía las condiciones exigidas. Resultaba necesario construir uno nuevo, sin precedentes, como reclamaba el producto etílico. Y así fue. Cinco años demoró la empresa, pues sobre todo la labor de ornamentación requería mucho tiempo.

Al principio, la decoración de la fachada se inspiró en el estilo renacimiento español, sin embargo pronto se impuso otra línea artística, el art decó, corriente muy de moda en los años 20 del siglo pasado, decenio en el cual se construyó el edificio.

Los gastos de ejecución fueron colosales para la época: 400,000 pesos. Cuentan que el viejo Bacardí no escatimó. La planta baja fue decorada con mármol rojo vino, importado de Noruega, en representación de las primeras mieles que se utilizaron en la confección del ron. Los pisos superiores lucen losetas de cerámicas de un tono amarillo brillante, como recordando los rones blanco-dorados que ya se consumían en gran parte del orbe.

Como colofón, la planta alta y la torre, elevadas ambas piramidalmente, son de un exquisito y llamativo diseño que alterna franjas azules y pardas con brillantes paneles
 

Edificio Bacardí
Edificio Bacardí
Edificio Bacardí
Edificio Bacardí


Contaba mi abuela, quien conoció en persona a Don Bacardí, que este hombre poseía un talismán: el murciélago. Por ende, una figura en metal de este animalejo se colocó en la cúpula del nuevo edificio. Muchos no comprenderán que relación guarda este mamífero volante con el ron y la riqueza; es lógico. Sólo el dueño y sus allegados conocían que en la primera destilería instalada se auto albergó un murciélago, muy peculiar por su adición al trato humano. Fue esa fábrica, precisamente, la que echó los cimientos de la renombrada fortuna que la familia Bacardí llegara a atesorar más tarde. La suerte no tiene forma fija.

En su interior, el edificio fue diseñado con el propósito de servir de sede a oficinas, para lo cual dispone de 34 departamentos muy bien acondicionados. Sus bondades son tantas que incluso LOVELYCUBA, nuestra oficina turoperadora, se prepara para inaugurar allí, en los próximos días (agosto 2004), su representación en Cuba.

Entre los espacios internos se destaca el vestíbulo con dos amplios salones anexos, decorados, pisos, paredes y techos, con mármoles traídos de Europa. Difícil es que alguien penetre al edificio y no detenga el paso asombrado ante tal esplendor.

Sin embargo, como la unanimidad de criterios no es cualidad frecuente en el ser humano, mi abuela también recuerda que muchos de los españoles residentes en la Isla expusieron mil y una críticas contra la nueva edificación; sus gustos estaban enraizados en los preciosos mudéjares de la Madre Patria. Y a tal punto llegó su antipatía que le endosaron un nombrete: "El Pirulí de La Habana". Pero el señor Bacardí quedó inmutable. No sólo logró poseer una propiedad digna de admirar, si no que además, en la fecha de su inauguración, en 1925, el metálico murciélago dueño de las alturas, fue en ese momento, y durante mucho tiempo, el punto más elevado en Cuba.

La firma Bacardí se sumó nueva fama y promoción con su "Pirulí", aunque no creo que le fuese muy necesaria, pues por no dejar de tener nobleza atesoraban hasta el título de 'Proveedores de la Casa Real Española'. Esta condecoración la obtuvieron en el lejano 1886, cuando siendo un niño el Rey español Alfonso XVIII, enfermó de gravedad. Después de probar con decenas de pociones los médicos reales comenzaron a administrarle dosis diarias del licor Bacardí. El pequeño gobernante sanó totalmente, sí, aunque muchos critiquen todavía y con dureza la 'malignidad' del ron.


Edificio Bacardí
Edificio Bacardí
Edificio Bacardí
Edificio Bacardí



Articoli Correlati
Palacio de Los Capitanes Generales
Hoteles Coloniales en Habana Vieja
Plazas Coloniales de La Habana
Balcones de La Habana
Castillo de la Real Fuerza
La Habana: Estatuas que hablan
La Girardilla
Palazzo Aldama
Libros sobre la Habana Colonial
Escursiones con Guia en la Habana Vieja
 

Chi siamo
Contatti
Condizioni e Penali
Privacy Policy
Note Legali
Newsletter


Lovely Viaggi di Lovelycuba s.a.s.
Tour Operator e Agenzia Viaggi
Autorizzazione n. 69535/03
P.IVA 03617350966
Milano Havana
+39 02 45498556 +53 7 8668805


Informazioni pratiche
Il Clima a Cuba
Dogana e Documenti Viaggio
La valigia per Cuba
Telefoni & Internet
Denaro a Cuba


Prodotti
Voli Cuba
Nolo Auto Cuba
Tour Cuba
Combinati Cuba
Itinerari organizzati Bus + Hotel
Auto + Open Vouchers Hotel
Invito Turistico

Tutto il materiale pubblicato è di proprietà Lovelycuba s.a.s. e/o dei rispettivi autori.
Layout, Logotipo e illustrazioni sono di proprietà Lovelycuba s.a.s. - Ogni riproduzione è vietata