LA RAMPA

 

                                                                                 Por Carlos Castro Sánchez

 

Al tramo de vía que comienza y termina en dos puntos tan refrescantes como son  la heladería Coppelia y el muro del Malecón, se le ha bautizado popularmente como La Rampa. Recibe este singular nombre lo que va desde la cuna del  sabroso helado hasta el paisaje marino, o  viceversa.

 

Se extiende por unas siete cuadras,  o sea, menos de un kilómetro. Sin embargo, destaca a todas luces como la pendiente más famosa de La Habana.

 

Al desandar La Rampa, uno puede encontrarse el Pabellón Cuba,  una suerte de céntrico recinto ferial, que también sirve como área de desfile de modas, exhibiciones deportivas y para otras actividades culturales.

 

Asimismo, está en la zona el hotel emblema  Habana Libre Tryp con sus 574 habitaciones, suites y junior suites.

 

Los cines Yara y  Rampa, tanto como el centro nocturno La zorra y el Cuervo - este último para quienes gustan preferiblemente del  jazz -  están enclavados allí.

 

También en ese tramo puede uno encontrar las oficinas de las compañías aéreas AOM, LTU, Iberia, Mexicana, TAAG, Aeroflot y Cubana, entre otras.

 

Aunque pudiera ser considerada una paradoja, lo cierto es que todas ellas se hallan más pegadas al mar, que al cielo que cruzan sus aviones.

 

Y si el apetito se nos despertara durante el recorrido, se puede acudir al restaurante El Mandarín (para vegetarianos)  o llegarse a El Sofía (comida internacional).

 

En caso de que el visitante disponga de tiempo suficiente, bastaría con sentarse un rato en el muro del malecón como cualquier otro de los pescadores de orilla que allí se acomodan, o recorrer la plaza de artesanos sita en 23 entre M y N,   para disfrutar de sus variadas ofertas.

A fin de cuentas, se trata de una zona propia para el paseo urbano en la capital de la mayor de las Antillas.

 

Lovelycuba.com – I nostri Articoli – Por Carlos Castro Sanchez – http://www.lovelycuba.com